La Central Obrera Boliviana realizó una marcha simbólica en varias ciudades del país, en conmemoración al Día del Trabajo. El acto central fue en Oruro, pero desde Cochabamba trabajadores señalaron que no es un día para festejar por los problemas en sus fuentes laborales.

Los trabajadores llegaron hasta el centro de la capital cochabambina y señalaron que sufren la inestabilidad laboral, el descuento de salarios, además de los despidos constantes.


Según expresaron algunos, esta situación se atraviesa en el sector público y privado.

“No tenemos porqué festejar, el salario disminuyó, hay despidos y otros estamos relegados”, expresó un trabajador durante la marcha.

En Santa Cruz, el secretario ejecutivo de la COD, Rolando Borda,  acompañado por el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, dijo,  “vamos a exigir a nuestro gobierno ítems para jueces, jueces laborales”.


Mientras que el ministro Del Castillo señaló que la sociedad se hace grande gracias a los trabajadores. 

Comentarios