La Federación Carrasco Tropical celebró su aniversario 37 este fin de semana en el Trópico de Cochabamba con desfile cívico, fiesta y un partido de futbol sala sin cumplir con las medidas de bioseguridad ni la disposición de autoridades de cumplir un encapsulamiento para disminuir la curva de contagios de coronavirus.

A la localidad de Puerto Villarroel llegó el expresidente Evo Morales, que estuvo jugando un partido de fútbol sala en el lugar. Autoridades de Cochabamba criticaron que no hayan cumplido con el confinamiento.


El asambleísta Pedro Barán, de Súmate, dijo que se debería “declarar enemigo de la salud pública a Evo Morales, por no cumplir con las medidas de restricción que declaró el Gobernador, que es de su propio partido”, señaló.


Mientras que el Gobernador de Cochabamba, Humberto Sánchez, calificó de positiva los tres días de encapsulamiento y añadió que no tenía reportes aún de fiestas en el Trópico.

El pasado fin de semana también hubo un festejo por parte de un sindicato de transportistas. 

Comentarios