Hijos, hermanos, esposos, nietos y otros familiares llegan hasta el cementerio en este Día de la Madre para recordar a sus progenitoras en esta jornada especial. Muchos de los visitantes llegan con presentes como flores u otros objetos que les gustaba en vida a sus seres queridos.

"Nunca la vamos a olvidar. La queremos y siempre la vamos a recordar a mi mamá como lo hemos hecho hasta ahora", dijo una mujer, entre lágrimas. Los recuerdos vuelven a la mente de quienes han perdido a su madre, pero asegura que aún la llevan en el corazón.

"Le digo a mi mamita que para mí no ha muerto, vive en mi corazón y está conmigo. En este día especial, le digo que la quiero demasiado”, explica una mujer.


Las personas incluso arman altares con su fotografía y con velas encendidas para rezarles en este día especial. Grupos de hermanos llegan y se van juntos del cementerio y la recuerdan con mucho amor: "Ella era muy buena, caritativa, amorosa, amaba al prójimo. Nos ha dejado buenas enseñanzas, que Dios la bendiga".


Comentarios