El fin de semana se desarrolló una importante cantidad de actividades deportivas y religiosas; sin embargo, se observó incumplimiento entre deportistas. La Alcaldía intentó hacer cumplir las restricciones.

No entienden que estamos viviendo un rebrote”, protestó Carlos Hurtado, director de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes).

Uno de los lugares donde se observó el incumplimiento fue en un torneo de fútbol que se organizó en el barrio Isuto, en la zona norte de la ciudad. No solo quienes estaban en la cancha estaban sin el barbijo, sino también los espectadores que estaban alrededor de la cancha.


Alrededor de las canchas no hay control para usar el barbijo

Además, en algunos kioscos cercanos se podía observar a gente consumiendo bebidas, la mayoría sin ningún tipo de protección y sin cumplir el distanciamiento que se recomienda para evitar el contagio.

Aquí estamos bregando con el uso del  barbijo, lamentablemente el ciudadano no entiende. Estamos pidiendo para que guarden el distanciamiento social”, manifestó el subalcalde,  Benito Torrico.

En esta misma cancha se observó banderas que identificaban a una agrupación política que tiene candidatos a la Alcaldía cruceña.

La situación es diferente en las  actividades religiosas. En la Casa de Oración se pudo observar a los feligreses con sus barbijos, cumpliendo el distanciamiento social y antes de ingresar al templo se les aplicaba alcohol en  las manos.

Nadie puede ingresar sin barbijo”, manifestó uno de los responsables del templo.

En las actividades religiosas hay más control. Foto: RRSS