El príncipe Felipe de Edimburgo falleció este viernes a sus 99 años. En Unitel recordamos el día que visitó Bolivia y visitó varios lugares icónicos de La Paz, hace 59 años.

Un 27 de febrero de 1962, el príncipe Felipe, consorte de la reina Isabel II, llegó en una embarcación al puerto de Guaqui en el Lago Titicaca y desde allí en ferrocarril llegó hasta la ciudad paceña. Llegó procedente de Puno (Perú), en el marco de una gira por Sudamérica.

El duque de Edimburgo que se casó con la entonces princesa Isabel, cinco años antes de que ella se convirtiera en reina, llegó a suelo boliviano con una reducida comitiva y con más de 100 maletas, según relatan crónicas de esta época.

Ingresó a la ciudad paceña por la avenida Montes en un vehículo descapotable. Fue recibido por una gran multitud que lo saludaba con entusiasmo, el príncipe Felipe devolvía el gesto de la misma manera.

En ese año, el presidente de Bolivia era Víctor Paz Estensoro y el vicepresidente era Juan Lechín. El mandatario nacional por decreto supremo le confirió la condecoración de la Orden del Cóndor de Los Andes, en el grado Gran Cruz.

Durante su estadía en suelo boliviano, el marido de la reina Isabel II subió a la montaña Chacaltaya, conoció la mina La Fabulosa, estuvo en el estadio Hernando Siles donde observó el baile tradicional de La Diablada. También ingresó a la Casa de Murillo en la histórica calle Apolinar Jaen. El príncipe Felipe visitó a más de 145 países.

Comentarios