De acuerdo con los datos de la Organización de Estados Americanos (OEA), a partir de la información de Johns Hopkins University de Estados Unidos, la jornada electoral del 18 de octubre de 2020 no tuvo impacto en el incremento de casos COVID-19 en el país.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) contabilizó la cantidad de casos a partir del 28 de septiembre, y por seis semanas, hasta el 8 de noviembre, día de la posesión del presidente Luis Arce y vicepresidente David Choquehuanca.

Según los datos presentados, la primera semana, del 28 de septiembre al 4 de octubre, registró un total de 2.967 nuevos contagios de coronavirus; en la segunda semana hubo 1.706 casos; y entre el 12 y 18 de octubre, día de las elecciones, se registraron 1.197.

En la cuarta semana, del 19 al 25 de octubre, se contabilizaron 1.082 contagios, en la semana siguiente, del 26 de octubre al 1 de noviembre hubo 980 casos y en la sexta semana, solo 642.

Los datos son considerados hasta el de 8 de noviembre, toda vez que el período de incubación del virus, vale decir, entre la infección y la aparición de los síntomas, es de dos a 14 días.



Asimismo, se refleja que la curva de nuevos casos descendió en octubre, y durante los 14 días posteriores a la fecha de sufragio no hubo un incremento que pueda considerarse como incidencia, debido a la asistencia de los ciudadanos a las urnas.

Se trata de una información estadística relevante no solo para el país, también en el ámbito mundial pues el impacto de la movilización ciudadana en las elecciones ha sido objeto de numerosas discusiones entre investigadores y autoridades.

El TSE, con el asesoramiento de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), adoptó un conjunto de medidas de seguridad sanitaria para prevenir contagios.

Entre otras acciones, amplió el horario de votación; segmentó la jornada en dos horarios para que los votantes asistan de acuerdo a la terminación del dígito de su cédula de identidad; recomendó mantener el distanciamiento social y el uso sistemático de los barbijos.

Asimismo, los jurados electorales recibieron capacitación virtual y presencial respetando el distanciamiento social y adoptando medidas de bioseguridad. Todos los protagonistas de la jornada, en particular notarios, jurados y los efectivos de la Policía y Fuerzas Armadas recibieron material de bioseguridad.

El presidente del TSE, Salvador Romero, destacó el inmenso logro colectivo que suponen esos datos y puso en realce el rol crucial de los ciudadanos al respetar los protocolos de seguridad sanitaria, además de dar un ejemplo de vocación democrática con una participación del 88%, una de las más altas en América Latina, en el siglo XXI.

Para los comicios subnacionales del siete de marzo de 2021, el TSE continuará con el asesoramiento de la OPS para adoptar las medidas que permitan asegurar simultáneamente el ejercicio de los derechos políticos y la protección colectiva de la salud.

Comentarios