Los vecinos de la zona Alto Inca Llojeta denuncian la existencia de un cementerio clandestino con al menos 30 tumbas que se identificaron en cercanías a la Av. Max Fernández que une las ciudades de La Paz y El Alto.

De acuerdo a los propios vecinos del sector, no se tiene con certeza si estas tumbas pertenecerían a restos humanos o de animales. 

 “No queremos llegar a una especulación pero es una treintena de nichos o tumbitas, no sabemos si son restos de humanos o de animalitos; nos llama la atención que de la noche a la mañana, la gente viene y hace velorios, ponen flores y velas”, dijo el vecino a Unitel.

En una de las tumbas, se pudo percibir una jarra con una planta, un juguete, mismos que estaban protegidos por ladrillos y piedras. En otra de las tumbas, existía una cruz de madera con piedras a su alrededor. 


TAMBIEN PUEDE LEER: Mujer hallada en Alto Inca Llojeta murió por asfixia mecánica

La dirigencia de este barrio, al percatarse de estos hechos irregulares, dieron parte ante las autoridades municipales y policiales de esta zona, pero no tuvieron respuesta alguna ante su reclamo.

“Se solicitó a través de la dirigencia, la intervención de la Policía y de la Alcaldía pero no hay ninguna autoridad que pudo hacer nada, Además, que hay un grupo de Yatiris que vienen a hacer sus rituales a este sector”, dijo el vecino.

Respecto al hallazgo de un cuerpo desmembrado en un barranco de Alto Inca Llojeta, los vecinos de este sector advirtieron que no sería la primera vez que echan un cuerpo sin vida en sector. Por esta razón, iniciaron un bloqueo en la vía que une las ciudades de La Paz y El Alto, en rechazo a la inseguridad que vive esta ladera de la ciudad de La Paz.

Comentarios