El Ministerio de Salud reportó ayer jueves 381 casos positivos de Covid en el departamento de La Paz y dos personas fallecidas. El miércoles 28 de abril fueron 230 los contagios y el martes se tuvo 136 sumando un total, en los últimos tres días, de 747 pacientes que contrajeron la enfermedad.

Para el epidemiólogo Aldo Villavicencio, las cifras muestran el inicio de una tercera ola en este departamento por lo que las autoridades en salud y la población deben prepararse para enfrentar esta situación con las experiencias que se han tenido el año pasado. 

Considera que esta "tercera ola" es silenciosa porque la gente ha optado por atenderse en sus domicilios, "a los hospitales, especialmente al área de Emergencia, llegan los pacientes  lastimosamente a morir y no por la falta de auxilio, sino porque lo hacen muy tarde, piensan que el Covid ha desaparecido".


El epidemiólogo recalca el papel que debe desempeñar la población para contener el avance del Covid y evitar hacer fiestas o reuniones en donde se congreguen un número de personas. "Nuevamente el virus quiere vencernos. El Covid sigue vivo", puntualizó.



Comentarios