Ante las señales de que la variante brasileña del coronavirus está circulando en los municipios fronterizos, las autoridades nacionales han decidido asumir medidas más estrictas para controlar el flujo migratorio y contener la propagación de la forma más severa de la enfermedad.

La directora de Epidemiología del Ministerio de Salud, María Bolivia Rothe, señaló que a partir de la fecha aquellos ciudadanos extranjeros que ingresen desde Brasil deberán someterse a un aislamiento de cinco días, luego de este periodo se deben someter a una prueba PCR.

"Si da negativo pueden continuar sus actividades, pero si es positivo inmediatamente lo trataríamos. Pero sí es obligatorio el aislamiento a partir de ahora porque con la entrada de la nueva cepa no podemos permitirnos que las personas estén circulando libremente sin hacer un control", señaló Rothe.

Comitiva a Puerto Quijarro

El caso de dos fallecidos en Puerto Quijarro, que se contagiaron de Covid-19 en una fiesta en Corumbá, ha provocado preocupación en el Ministerio de Salud que ha enviado una comisión hasta este municipio para evaluar la situación.

"Hay una señora mayor de 94 años que está con todos los síntomas y no ha querido internarse, tememos lo peor. Hay dos muertos que han fallecido de manera muy rápida", dijo Rothe a Unitel.


Comentarios