Durante los enfrentamientos entre la Policía y cocaleros de los Yungas del sector de Armin Lluta, la jornada de este martes, el periodista Carlos Quisbert fue detenido por un grupo de efectivos.

Subieron a una camioneta al periodista donde fue enmanillado y gasificado por parte de personal de la UTOP que estaba a cargo del operativo.

“Nosotros entendemos bien el tipo de trabajo que ellos (los policías) desarrollan, que pueden estar acatando una orden, pero lo que han hecho en la camioneta, el hecho que me hayan liberado y me hayan vuelto a traer aquí, eso es un exceso, eso es actuar con saña”, declaró el comunicador.

Quisbert relató que sufrió el atropello de una motocicleta policial y es ahí donde iniciaron los hechos, fue conducido hasta dependencias de la Fuerza Anticrimen donde permaneció arrestado por más de cinco horas a denuncia presentada por teniente de la Policía por supuesta agresión y daños a la propiedad del Estado.

Lee también: Liberan a periodista Carlos Quisbert quien fue arrestado en la cobertura del conflicto cocalero

“Repudiamos todo tipo de agresión, venga de donde venga, nosotros no criminalizamos la libertad de expresión, de los trabajadores de la prensa; el compañero se encuentra en libertad en este momento”, indicó Gabriela Alcón, viceministra de Comunicación.

Según el abogado del comunicador, este tendría al menos cuatro días de impedimento debido a las agresiones que también habría sufrido durante su arresto por parte de los efectivos policiales.


Tras prestar su declaración entre los investigadores, el periodista fue liberado, pero el caso permanecía abierto y pasó a manos de la Fiscalía, sin embargo, en horas de la noche, el Ministerio Público desestimó la denuncia interpuesta por el teniente de la policía en contra de Quisbert.

El comunicador fue liberado y se cierra la causa por no hallarse los suficientes elementos en la denuncia de la Policía en contra del trabajador de la prensa.

Desde la Defensoría del Pueblo se calificó como desproporcionado el accionar de la Policía hacia la población civil, debido a la fuerza innecesaria que se habría utilizado.

Comentarios