Trabajadores del municipio alteño realizaron controles en funerarias luego de recibir denuncias de cobros elevados en los servicios, tras el incremento de decesos por coronavirus. 

Los operativos de control se realizaron la mañana de este jueves. También hubo controles en la documentación, ya que se conocer que los propietarios habrían sido capacitados para el manejo de cadáveres que tuvieron Covid-19. 
Los precios en los servicios funerarios van desde Bs 2.500, en adelante, depende de los paquetes que ofrece cada negocio.

Según los protocolos de bioseguridad, cuando una persona pierde la vida a causa del Covid-19 está prohibido hacer una velorio con aglomeración de personas. 

Comentarios