Ante la alerta que existe por la eventual confirmación del ingreso de la nueva variante P1 o variante brasileña en el país, el ministro de Salud, Yeison Marcos Auza, informó que se ha desplazado 60.070 dosis de la vacuna contra el Covid para priorizar la inmunización de la población en la frontera.

Puntualmente, la autoridad se refirió los municipios de Guayaramerín y Riberalta, de la provincia beniana de Vaca Díez, lugar al que también se han destinado 40 médicos para formar brigadas de contención, además de 20.000 pruebas de antígeno nasal que han sido distribuidas en el departamento para identificar tempranamente posibles contagios.

"(Vamos) a priorizar la vacunación e inmunización de las personas que habitan en esta zona fronteriza por lo tanto hemos desplazado 60.070 dosis de vacuna para inmunizar a toda la población", apuntó la autoridad.

Se espera confirmación

El ministro de Salud informó que ya se han enviado las muestras a los laboratorios pertinentes para identificar y corroborar la variante presente en pacientes sospechosos de ser portadores de la variante brasileña. Se anticipó que en un plazo de dos semanas se tendrán los resultados

Más medidas

Dentro de las medidas de contención se informó que han sido llevado 300 contratos para médicos, enfermeras, bioquímicos, que fortalecerán el sistema sanitario en Beni.

Se han ampliado las restricciones en las fronteras y si amerita tomar mayores acciones, "vamos a asumirlas", dijo Auza a tiempo de recalcar que de momento no se analiza el cierre de frontera "pero no nos cerramos a ningún tipo de medida que esté orientada a precautelar la salud y la vida del pueblo boliviano".

sdf

Comentarios