Los comerciantes del mercado Mutualista en Santa Cruz, afectados por el voraz incendio que consumió un centenar de puestos, han salido a las calles para reordenares en las aceras y la vía.

En el sector, se han dividido pequeños espacios para poder vender sus productos por la avenida donde pasaban más de 15 líneas de micros.


Cada uno de los afectados está apostado en el lugar para tener seguro el espacio donde seguirán con su fuente de empleo, pero esperan una autorización para empezar a vender.

Sin embargo, desde la pasada jornada, varios comerciantes se instalaron sobre el tercer anillo interno y externo para ofrecer al público algunos productos, principalmente aquellos que comercializan carne, verduras y frutas.

Muchos vendedores manifiestan su afectación por el incendio que dejó a muchos sin su fuente de trabajo y sustento diario, por lo que buscan la manera de vender lo poco que les queda.

Comentarios