La situación en el municipio beniano de Guayaramerín, fronterizo con Brasil, es alarmante y más cuando se toman en cuenta las cifras de fallecidos que es de un promedio de cuatro por cada día como lo informó la alcaldesa del lugar, Helen Goyareb.

La situación es alarmante ante lo que las autoridades locales consideran una tercera ola, que ha dejado a los hospitales casi colapsados y como dato, la autoridad puntualizó que en el Hospital General se tiene a 15 personas en sala Covid y otros 17 internados en otros centros.

"Creo que todo el país no está preparado y menos en nuestras poblaciones pequeñas en donde las necesidades son muchas", dijo Goyareb que coloca la falta de recursos económicos como una de las grandes trabas para potenciar su sistema de salud.

Se espera que en las próximas horas llegue a Guayaramerín una grupo de médicos que formarán parte de las brigadas que harán un control más rigoroso en las fronteras en donde será un requisito indispensable para ingresar desde Brasil a Bolivia, presentar un certificado de negatividad del virus.


Más restricciones

Dentro del plan de contención se informó que se harán rastrillajes en los barrios para identificar posibles contagios y así detectar de forma temprana el virus. A quienes resultasen con síntomas se les proporcionará la medicación correspondiente y en el caso de que urgencia, se gestionará su traslado a un hospital.

Por los próximos quince días se ha reducido el horario de circulación vehicular y peatonal que de lunes a viernes será de 5:00 a 21:00; mientras que el sábado el horario es de 5:00 a 18:00; os domingos se aplicará una cuarentena total,



Comentarios