En medio del dolor de la familia y de amistades, la tarde de este viernes el cuerpo del transportista, Ismael Olarte Crespo de 45 años, fue acomodado en una camioneta para ser trasladado hacia la ciudad de Cochabamba.

El hombre que el pasado jueves fue víctima de robo por parte de dos sujetos armados, quienes le dispararon a quemarropa para poder llevarse su mochila con dinero que habría retirado del banco, fue velado por sus allegados.

Ismael vivía en Santa Cruz desde que tenía 20 años, se dedicó al oficio de albañil, pintor, plomero y hasta carpintero, logró construir su casa donde vivía hace 20 años juntos a su familia y sus cinco hijos en la zona del barrio San Juan, al norte de la ciudad.

Su cuerpo fue llevado por medio de una camioneta hasta el departamento de Cochabamba, lugar de donde proviene, para poder ser ingresado a un mausoleo familiar, lugar donde le darán el último adiós.

Olarte Crespo se dedicaba al transporte y trabajaba con una empresa agrícola que le había entregado un cheque por un valor de Bs 128.700 por prestación de servicio. El hombre fue atracado y terminó siendo acribillado en pleno centro cruceño en un hecho ocurrido el pasado jueves por la mañana.

Comentarios