El incendio de magnitud que se registra desde la madrugada de este domingo en el Parque Tunari de Cochabamba continúa sin ser controlado tras más de 12 horas de arduo trabajo de diferentes unidades de riesgo.

Desde las primeras horas, la Unidad de Bomberos, voluntarios, militares y hasta vecinos, colocaron su mayor esfuerzo para poder sofocar el fuego que se esparcía, llegando incluso hasta zonas boscosas de pinos y eucalipto.

Pero el fuego no cedía, provocando que el humo crezca mucho más y alcance a identificarse desde zonas más alejadas.

La Alcaldía fue la primera institución en referirse al tema, declarando así prioridad la atención de emergencia en esta zona afectada por el fuego.

Durante la tarde de este domingo, la ciudad de Cochabamba comenzó a mostrar un panorama más nublado y contaminado, sintiéndose incluso un olor a quemado en varias zonas.

El alcalde de Cercado, Manfred Reyes Villa, llegó hasta inmediaciones del Parque Tunari donde se reunió con otras autoridades para recibir informe de las cuadrillas que se encuentran trabajando en el sector y posteriormente, cuantificar los daños que ya se habría causado.

Un despliegue mayor de equipos se organizó en el lugar para ayudar con los trabajos de sofocación.

Varios ciudadanos comenzaron a movilizarse para recolectar agua, colirio, raciones secas y otros alimentos e implementos para poder llevar a los bomberos y voluntarios que luchan contra las llamas en el “pulmón de la Llajta’.

Reyes Villa anunció la instalación de cámaras que detectan el calor en los próximos días para prevenir incendios y otras catástrofes.

A las 17:24 de este domingo, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo dijo que el incendio ya estaba controlado. 


Comentarios