El presunto infanticida del pequeño Jair estuvo prófugo por más de una semana, la Fiscalía dio con su paradero la tarde de este miércoles, cuando Marco Antonio Mariaca regresó a la casa de su madre, lugar que había sido allanado días atrás.

El implicado por infanticidio en el municipio de Apolo en La Paz, intentó despistar a la Policía, pero los vecinos y su propia familia, alertaron a los investigadores.

La investigación del caso determina que Mariaca estranguló a su pequeña víctima con un cinturón, este jueves, el acusado deberá declarar ante un fiscal y se buscará determinar cuál fue el móvil del asesinato y si recibió ayuda para escapar de la Policía.


El Ministerio Público no descarta citar a más personas para declarar como testigos, el fiscal departamental, Javier Flores, indicó que hay personas que afirmaron conocer sobre el hecho, por lo que se las podría llamar a declarar.

La madre del pequeño también podría ser llevada ante un juez por encubrimiento, en las próximas horas la Fiscalía determinará la situación legal de la mujer, que en un primer momento, negó conocer quién mató a su hijo y luego confesó que fue su pareja, el mismo hombre que anteriormente había intentado matarla a puñaladas.

El acusado fue trasladado desde Apolo a celdas policiales de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) en La Paz a la espera de su audiencia.

Comentarios