El coronavirus desbordó las Unidades de Terapia Intensiva de los servicios públicos y privados. En el país casi no hay camas disponibles con ventilador mecánico para pacientes con Covid-19.

Las salas están colapsadas. Los médicos atraviesan dificultades porque los medicamentos se acabaron o están en escasez.

Cuentan que llegar a esta etapa es muy complicado. 

Bolivia tiene 485 unidades de terapia en el sistema público, social y privado. Santa Cruz tiene 194, La Paz 91, Cochabamba 90. Oruro 33, Chuquisaca 30 y Tarija 25. 

Potosí tiene 11, Beni 7 y Pando solo con 2. 

"Lo mínimo que se necesita es 1.200 camas para cualquier patalogía, no solo para Covid", contaron a UNITEL.

En Bolivia hay más de 11 millones de habitantes, en los tres sistemas hay 250 intensivistas, lo que quiere decir que hay un especialista para 44 mil personas. 

La pandemia ingresó a su segunda ola, varios que superaron esta enfermedad piden cuidarse y evitar el contagio. Muchos que salieron de la terapia intensiva cuentan que es una etapa muy difícil, lo que califican una etapa cercana a la muerte.

Comentarios