Inicia el mes de la Pachamama y por esta razón, varias familias instalaron mesas de ofrendas para darle “alimento” a la madre tierra, como así lo dicen los amautas que están encargados de este ritual.

Unitel visitó el mirador de la Ceja de El Alto en un sitio considerado un “lugar sagrado” en el que se elevan pedidos de distina índole relacionados a la salud, trabajo y otros pedidos que van de acuerdo a la necesidad de las personas.


"Hay que pedir que haya armonía, hay que pedirse para que haya buen camino, otras personas también se piden para el trabajo y que haya prosperidad y todo esto se cumple", dijo una amauta a UNITEL.

"Todo lo que se habla se cumple", remarcó.


La mesa esta armada con frutas, mariposas y hormigas disecadas, los "sullus",  canela, uva, anís, clavo de olor, flores y otros elementos que son requeridos de acuerdo a la necesidad. 

  ​

Comentarios