El ejecutivo de la Central Obrera Boliviana, Juan Carlos Huarachi, asegura que los trabajadores deben estar en el grupo de prioridad para recibir la vacuna contra el coronavirus ya que se debe garantizar la salud del sector que está impulsando la reactivación económica.

Bolivia recibió este miércoles medio millón de vacunas chinas del fabricante Sinopharm que empezaron a distribuirse en todo el país a partir de la fecha.

“Ya están llegando las vacunas, unas rusas, otras chinas. Para evitar que el aparato productivo pare hemos dicho que se nos dé una prioridad a los trabajadores, a las fábricas, a las industrias, porque finalmente el año pasado no hemos producido y tenemos una gran pérdida”, señaló Huarachi en declaraciones a la prensa.

El dirigente asegura que con la aplicación de las vacunas al sector laboral se garantizará que continúe el proceso de reactivación económica.


Vacunación 

El Ministerio de Salud informó que un total de 169.667 personas que trabajan en el sector salud y 79.089, que forman parte de los denominados grupos de riesgo, serán quienes reciban las dosis de la vacuna china Sinopharm que llegaron este miércoles a Bolivia.

Los profesionales y técnicos que serán inoculados están médicos, enfermeras, odontólogos, bioquímicos, auxiliares, administrativos y de servicio, residentes, estudiantes de internado de medicina y enfermería.

Mientras que de los grupos de riesgo se garantiza la aplicación de la vacuna en personas mayores de 60 años con una enfermedad de base: cáncer y enfermos renales garantizando la inmunización al 10 por ciento de la población boliviana.

Comentarios