La Marcha Indígena que protesta por los avasallamientos y pide la titulación de tierras, continuó su periplo en horas de la madrugada de este miércoles caminando desde la comunidad Coronación con destino hacia San Ramón (distante a 20 km).

La columna de caminantes fue sorprendida por una copiosa lluvia que los acompañó a lo largo de la carretera y que causó inconvenientes retrasando su paso. 

La dirigencia había adelantado que caminarían hasta el municipio ramoneño y que se quedarán hoy para recuperar fuerzas y volver a emprender viaje dos días después.

Son al menos 150 personas, entre adultos y niños, que participan de esta manifestación que inició hace más de 20 días en Beni y que tiene previsto llegar el 24 de septiembre a la capital cruceña para sostener una reunión con autoridades de Gobierno.

Dentro de los pedidos que reclaman los marchistas está también el respeto a su cultura y autodeterminación.

Comentarios