Las autoridades de la Gobernación y la Alcaldía de La Paz y El Alto se reunirán para trabajar por las nuevas normas que se aplicarán como emergencia, esto para poder ejecutar las restricciones del transporte de pasajeros.

Se habla de una disminución del 50% en el transporte público, trabajarán en tiempo y materia, donde trabajarán en la nueva restricción a partir de esta semana, a más tardar, hasta el día lunes.


Si terminan hoy vamos a implementar las medidas el día jueves, si continúan hasta mañana el trabajo, porque no es fácil, hay que preparar varias normas, que además tienen que estar coordinadas entre sí, en el peor de los casos se estaría empezando hasta el lunes”, dijo el alcalde Luis Revilla.

Revilla afirma que esta medida de subir los pasajes no tiene justificación en plena pandemia, por lo que las nuevas normas en las que trabajarán, prevén sanciones en caso del desacato que anunciaron los choferes.

Por su parte, los choferes paceños rechazan la medida que quieren aplicarlas las autoridades departamentales.

Freddy Quispe, secretario general de la Central Única de Trabajadores del Transporte, manifestó que se sienten extrañados que la Gobernación y la Alcaldía salgan a imponer ya que en la anterior reunión habían quedado que todo sea consensuado.

Por lo que aclara que no cumplirán la imposición de las autoridades y que sólo cumplirán la restricción por número de placa.

Comentarios