Santa Cruz y La Paz descartaron el retorno a una cuarentena rígida en lo inmediato, las autoridades de ambos departamentos y sus municipios capitales han optado por asumir medidas de contención para mitigar el contagio, pero el confinamiento no está contemplado pese al pedido de sectores de salud, que incluso han lanzado un ultimátum.

El departamento de Santa Cruz tiene hasta el 25 de enero 11.788 casos activos, seguido de La Paz en el que este indicador es de 6.471. Los casos activos son aquellas personas que tienen la enfermedad en curso y pueden contagiarla.

La alcaldesa interina de Santa Cruz de la Sierra, Angélica Sosa, informó este martes que no se ingresaría en una cuarentena rígida. En este municipio rige desde ayer una ampliación del horario de circulación y los vehículos, tanto públicos como privados pueden transitar desde las 04:00 hasta medianoche de lunes a domingo.

 “No se puede entrar a una cuarentena rígida, no se puede”, señaló Sosa a los medios de comunicación consultados sobre el tema.

En La Paz también se descartó el confinamiento, sin embargo a partir de este jueves aplicarán nuevas medidas más estrictas para controlar el contagio.

El ingreso a mercados, supermercados y entidades financieras será mediante la cédula de identidad y la circulación del transporte público será de acuerdo a la terminación de la placa (par- impar).

"La cuarentena rígida está descartada por las características de la misma, tenemos que buscar un equilibrio entre las actividades económicas y la salud. Con el autotransporte se ha llegado a un acuerdo para la salida par e impar en su funcionamiento", señaló el secretario de Desarrollo Económico de la Alcaldía de La Paz, Sergio Siles.



Comentarios