Este miércoles se firmó el contrato para el suministro de la vacuna rusa Sputnik V entre Bolivia y Rusia. El presidente Luis Arce anunció que en enero llegarán 6 mil dosis de vacunas que serán administradas a grupos de riesgo y entre finales de marzo y abril se completará el lote que en total alcanzará las 5 millones 200 mil dosis, iniciando la vacunación masiva.

Arce dijo que además de las vacunas rusas Bolivia también accedera al mecanismo Covax lo que permitirá que la inmunización contra el coronavirus alcance al 80% de la población en el país.

El presidente señaló que la vacunación será voluntaria y gratuita para aquellos que deseen ser inmunizados.

"Con este contrato estamos garantizando 5.200.000 dosis para el pueblo boliviano. Son adicionales a las dosis que ya estamos gestionando también bajo el sistema COVAX (...). Sumados estos dos elementos vamos a tener muchas más vacunas", señaló Arce.

El primer lote será 1.700.000 de dosis que llegará a finales de marzo, la misma cantidad a finales de abril y el resto en mayo.


Bolivia será el tercer país que usará la vacuna, Argentina fue el primero y comenzó esta semana la aplicación de las dosis, mientras que Venezuela firmó el contrato el martes.

La Sputnik V fue aprobada "con carácter de emergencia" el 23 de diciembre por el Ministerio de Salud, en lo que fue la primera homologación que recibe en América Latina. Ya es aplicada en Rusia y Bielorrusia, mientras Hungría recibió el lunes 6.000 dosis pero aún no comenzó a administrarla.

La vacuna, llamada Sputnik en homenaje al primer satélite lanzado por Rusia en 1957, fue recibida con escepticismo a nivel internacional ante un anuncio considerado prematuro, en agosto, incluso antes del comienzo de los ensayos clínicos masivos (fase 3) y la publicación de resultados científicos.

La Sputnik V se aplica en dos dosis, la segunda a inocularse 21 días después de la primera.