Los incendios que se registran en diferentes partes de la Chiquitania provocan daño al medio ambiente. Flora y fauna. Son veterinarios voluntarios quienes tratan de rescatar a los animales que escapan de su hábitat natural para evitar morir quemados.

Desde hace dos meses que varios animales murieron a causa del fuego y otro tanto tras ser atropellados en su afán de escapar y sobrevivir. Tal es el caso de Hércules, un leopardo pardalis o conocido como Ocelote, un cachorro que fue rescatado luego de ser atropellado cuando escapaba de un incendio.

Hércules tenía una fractura, fue intervenido y aún se encuentra con dolor, pero con un cuadro de recuperación muy avanzado.

También puedes leer: Las cicatrices que dejó el fuego en Tucabaca y Ñembi Guasu

Otro es Pavón, una paraba roja que también trataba de escapar de un incendio y cayó en manos de unos traficantes. Fue recuperado y atendido hasta que pueda ser reinsertado en su hábitat natural.

Uno de los veterinarios comentó que los animales, en el caso de los incendios, al ver el fuego, migran a pueblos cercanos tratando de recuperar su hábitat natural y en caso de no encontrar salen hasta la carretera o en otros casos hasta lugares donde transitan personas poniendo su vida en peligro. Conozca más en este informe:


Lea también

Comentarios