¿Qué impulsó a los estudiantes de la UPEA a participar en la asamblea que terminó en un grave accidente? Es una de las preguntas que muchos se hicieron tras la tragedia acaecida el martes en El Alto y que hasta el momento ha causado siete muertes.

Pocos estudiantes se animan a contar su versión y son los padres de familia los que terminan por revelar lo que por temor esconden sus hijos.

“Cada vez dicen reunión, les vamos a dar becas, por política me lo manejan a mi hija. Esta Universidad no debería ser así, nosotros somos gente humilde”, cuenta una madre en medio de la protesta iniciada tras los sucesos del martes.

Cerca de esta mujer un joven escribe en un cartel pegado en el frontis de la Universidad: “Cierre definitivo de la FUL y Centros de Estudiantes ¡Intervención y auditoría!”. Cuenta que hace dos años no puede titularse debido a que se negaba a participar en asambleas y otros actos similares.

“Hasta ahora no me dejan titularme, quieren dinero y si no eres parte del partido nunca te van a dejar salir”, señala el afectado.

Los “avales”

¿Cuánto poder tienen los dirigentes? Varios jóvenes consultados al azar cuentan que se ha impuesto un “aval” que debe ser emitido por los Centros de Estudiantes. Este documento es un requisito obligatorio para varios trámites: matricularse, inscribir materias, egresar e incluso titularse.
Pero también sirve para que se tramite becas estudiantiles económicas (algunas que alcanzan los Bs 2.000), becas de trabajo y otros beneficios que suelen pedir los estudiantes más humildes.

El rector interino de la Universidad Pública de El Alto, Carlos Condori, reconoció públicamente la existencia de estos “avales”, que aseguró son parte de la normativa interna universitaria.

“En la Universidad existen beneficios estudiantiles, estos beneficios requiere requisitos, por ejemplo un aval del Centro de Estudiantes de no tener algún tipo de inconvenientes”, señaló Condori en conferencia de prensa este miércoles.

Los padres de familia lamentan los excesos que cometen los dirigentes. “A final de gestión te piden las 20 fichas si ha habido 20 reuniones, no tienes completo te hacen pagar una multa que es de 50 bolivianos y al final tiene que cancelar el estudiante porque el Centro emite una certificación”, cuenta una madre que pide resguardar su identidad para que su hija no sufra represalias.

Ocho dirigentes llamaron a la asamblea que derivó en la tragedia del martes en la UPEA, tres de ellos están ya aprehendidos y serán investigados por los delitos de homicidio, lesiones graves y gravísimas. 

Padres de familia esperan que además de la tragedia del martes se investigue la presión que se ejerce sobre los estudiantes para evitar que un hecho como el del martes se repita. 

Comentarios