El 1 de febrero fue confirmado por el Ministerio de Educación como la fecha para el inicio de las clases escolares en Bolivia; en ese sentido, los colegios han decidido que los maestros asistan de manera presencial al establecimiento para brindar la clase a sus alumnos. Se lo hará vía internet, dijo
Gustavo Salvatierra, vocero del sector en Santa Cruz, ratificando que los docentes deberán estar físicamente en el aula. 

La carga horaria será la misma que en clases normales, es decir, se tendrán las horas pedagógicas y el tiempo de descanso (recreos) para tomar un intervalo en el caso que corresponda. 

El decidir que los profesores asistan a los establecimientos educativos evitará que haya interrupciones causadas por una falta de conectividad al internet. 

Salvatierra también pidió a los padres de familia evitar las filas y seguir el cronograma de inscripción que comenzará el lunes 18 de enero con el registro de los alumnos antiguos y luego el de nuevos estudiantes. 

Ratificó que no habrá ningún cobro extra pero que se debe cumplir con el pago de una primera cuota al momento de registrarse para permitir que el establecimiento tenga la liquidez necesaria para iniciar la gestión.

 

La Asociación Nacional de Colegios Particulares anticipó que no actuarán como fiscalizadores del proceso pero sí como orientadores y que cada colegio tendrá una plataforma exclusiva en donde se desarrollará el programa de estudio adecuado a las instructivas del Ministerio de Educación.