Cinco perros y dos gatos serán dados en adopción tras quedar desamparados por el asesinato de doña Juana, una mujer de 84 años quien alimentaba y velaba por estos animalitos cuando ella estaba en vida. 

El asesinato de la mujer de la tercera edad, ocurrido en La Paz, contrajo una serie de consecuencias, ya que sus mascotas tuvieron que ser llevados a la Policía Forestal y de Protección al Medio Ambiente  (Pofoma), porque en la vivienda donde habitaban, solo estaban a cargo de la víctima de feminicidio.

Los cinco cachorros y dos gatos se encuentran enjaulados en la dependencia de Pofoma y están a la espera de ser adoptados. 

“Han pasado cuatro días desde que estos pequeños animales se encuentran en resguardo de la Policía forestal desde el sábado 17 de mayo”, informó el director de la Pofoma, Cnl. Hernán Pofoma.  

Las personas que deseen adoptar a los animalitos que quedaron desamparados y sin hogar, deberán apersonarse ante las oficinas de Pofoma, ubicado en la avenida Pando de La Paz.

Comentarios