Tras la posesión como presidente del Colegio Médico de Bolivia, Luis Larrea informó que en el Congreso Nacional donde fue elegido como representantes de los médicos, determinó dar un cuarto intermedio en las medidas de presión con el objetivo de buscar diálogo con el Gobierno.

"Hay un cuarto intermedio en las medidas de presión. Vamos a enviar una carta al ministro de Salud y al presidente para que nos reciban y entiendan que una ley sanitaria se trabaja con médicos y profesionales", manifestó Larrea.

El representante de los médicos señaló que la decisión de suspender las medidas de presión fue tomada en el Congreso Nacional que se realizó desde el miércoles hasta este viernes en Tiquipaya, Cochabamba. 

Los médicos esperan que la decisión de suspender las medidas de presión el Gobierno acceda al diálogo; sin embargo, su pedido para abrogar la Ley de Emergencia Sanitaria se mantiene e indicaron que el Colegio Médico enviará una propuesta de ley para que sea evaluada por el Gobierno.

Al ser consultado que pasará si su pedido de diálogo no es escuchado, Larrea señaló que todas las acciones serán públicas. 

"Entregaremos la carta con los medios de prensa, verán que los médicos no somos intransigentes", manifestó Larrea. 

Ante las denuncias de médicos que señalaron que han sido amenazados con procesos, Larrea indicó que el Colegio Médico no permitirá procesos injustos contra profesionales de salud. 

"Si ocurre eso se tomará un paro general indefinido, no vamos a permitir ningún médico detenido", señaló Larrea. 

Agregó que el ente colegio ha sostenido contacto con fabricantes de las vacunas Moderna y Pzifer/BioNTech y que cuentan con un plan de vacunación que será presentado al Gobierno. 


Comentarios