Una migrante venezolana murió a causa del coronavirus, a pocos días de haber dado a luz a una niña, que también se contagió con la enfermedad. Ambas fueron internadas en la clínica Los Pinos en la zona sur, pero la mujer no logró sobrevivir.

El drama afectó a toda la familia, al estar contagiado su esposo (también de nacionalidad venezolana) tuvo que dejar el trabajo que realizaba como delivery para aislarse. La pareja tiene otro niño de dos años, que al tener a sus dos padres infectados, fue llevado a un albergue transitorio.

El parto de la mujer fue el pasado 3 de junio y luego de que fue dada de alta regresó a su casa, pero dos semanas después se contagió de coronavirus. El 15 de junio fue internada junto a su bebé y tres días después murió debido al rápido avance de la enfermedad que le provocó daño pulmonar severo.


Por su condición de migrantes no tienen ninguna familia en Bolivia y el padre quedó con varias deudas como efecto de la enfermedad de su esposa.

El bebé superó el coronavirus y se está recuperando favorablemente pero será entregada a su padre cuando finalice el aislamiento.

Comentarios