Desde las cero horas de este miércoles, mineros y fabriles habían instalado un bloqueo en la carretera que une Cochabamba con Oruro, a la altura de Parotani.

El sector exige la reincorporación de sus afiliados quienes según la denuncia, habían sido retirados de sus fuentes laborales sin justificación, por lo que se había anunciado que la medida de presión sería de manera indefinida.


Los mineros colocaron una gran cantidad de piedras sobre la carretera para impedir el paso de los motorizados y guardaban una vigilia en la zona a la espera de que sus demandas sean atendidas.

Durante la madrugada, un fuerte contingente policial se dirigió hasta este sector para intervenir en el bloqueo.


Lee también: Interculturales bloquean la carretera nueva entre Cochabamba y Santa Cruz

A su llegada, los efectivos no encontraron a ninguna personal en el lugar por lo que procedieron a levantar las piedras que se encontraban esparcidas sobre la carretera para que se pueda restablecer la circulación de los motorizados.

Desde la Unidad de Tránsito se informó que la vía está expedita y los viajes son normales hacia el occidente del país.

Un contingente policial permanece haciendo vigilia a la altura del puente de Parotani para impedir que se intente reinstalar la medida de presión.

Comentarios