El ministro de Salud, Edgar Pozo, descartó este viernes que se haya tomado contacto con Cuba para el retorno de las brigadas de médicos de ese país y garantizó que se dará prioridad a los profesionales bolivianos para enfrentar la pandemia del coronavirus.

“Algunos sectores han manifestado que se estaría convocando 5 mil o no sé cuántos profesionales de Cuba y supuestamente quitar el espacio a muchos médicos en Bolivia, esto no es cierto, no ha habido ningún momento en la gestión que estoy como ministro una definición sobre ese tema”, señaló Pozo.

La autoridad se reunirá este viernes en Santa Cruz con dirigentes del Colegio Médico de Bolivia y los nueve departamentales a los que también transmitirá la respuesta a la inquietud sobre un posible retorno de los galenos, lo que provocó incluso amenazas de paros. “Queda absolutamente descartado”, agregó.

La versión del regreso de los médicos cubanos surgió a raíz de las declaraciones del encargado de negocios de Cuba en La Paz, Danilo Sánchez, que dijo el pasado lunes que hay "muchas posibilidades" para que la isla coopere con el nuevo gobierno de Bolivia, incluso mediante el regreso de su brigada médica que salió abruptamente de ese país durante la presidencia de Jeanine Áñez.

"Venimos abiertos para escuchar las propuestas, las solicitudes, creo que podemos y tenemos muchas posibilidades de cooperar en muchas ramas: en la rama científica, en la rama de educación, en la rama de la salud, efectivamente nos interesa mucho la cooperación en el ámbito comercial, en el ámbito de la inversión. Médicos nunca sobran", afirmó el diplomático tras su reunión en La Paz con el presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, sobre el retorno de la brigada médica.

Bajo el gobierno de Áñez, tras la renuncia de Evo Morales, unos 700 médicos salieron de Bolivia entre denuncias de "acoso y maltrato" por parte de La Habana. Incluso seis de sus miembros fueron detenidos momentáneamente.

La expresidenta Áñez dijo entonces que durante los 14 años de Morales, Bolivia gastó cerca "de 147 millones de dólares" para financiar una brigada médica, pero que "menos de un tercio" de ésta estaba compuesta por médicos profesionales.


Comentarios