Para lograr una independencia judicial con autonomía completa, desde el Ministerio de Justicia se plantea la creación de un consejo preconstituyente que sea conformado por 10 abogados bolivianos, del 'más alto perfil académico', que tendrán como misión elaborar un documento con base técnica que será debatida y profundizada por la sociedad civil.

Iván Lima, ministro del área, indicó que se buscará a profesionales "con la más amplia visión política" y que no se invitará solo a militantes o exmilitantes del MAS, sino a los diez bolivianos "con el mayor grado de compromiso para encarar esta reforma en lo técnico".

Anticipó que luego de que esta comisión trabaje y "nos garantice un documente base, tenemos que pasar al nivel político en el que definidamente el trabajo con Comunidad Ciudadana y Creemos debe ser de inclusión" pues "sino logramos que la reforma sea de consenso, el pueblo boliviano no ratificará lo que hagamos las autoridades". 

"Necesitamos sentarnos, dialogar y llegar a conclusiones que nos garanticen una nueva justicia, es una urgencia para el pueblo, no podemos llegar a los 200 años como país, si no tenemos una justicia saneada y sanearla es que la justicia sea democrática que llegue a todos los bolivianos y no solo a aquellas que pueden pagarla", señaló.

Retardación de justicia

Lima mencionó que hoy en el país se tiene más de 300.000 casos que "están en evidente retardación de justicia" y el "Consejo de la Magistratura no ha designado a 150 jueces pese a que tenemos los ítems, los recursos y la posibilidad de nombrar a esos 150 jueces no lo hemos hecho".


Comentarios