La defensora del Pueblo, Nadia Cruz, informó que se tomarán tres acciones en relación con el caso de la menor de 11 años que fue embarazada tras una violación.

Primero, se presentará una acción de libertad en contra de la Defensoría de la Niñez de Yapacaní, la Conferencia Episcopal Boliviana y el hospital Percy Boland con el fin de que la justicia constitucional ordene que se aplique la interrupción del embarazo.

En segundo lugar, se presentará una solicitud de medidas cautelares ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que otorgue una medida de protección a favor de la menor de edad.

En tercer lugar se planteará una denuncia penal en contra de los médicos que atendieron a la niña del hospital, los grupos religiosos, la Conferencia Episcopal y en contra de la madre de la menor, por la comisión de los presuntos delitos de incumplimiento de deberes, trata de personas con fines de disposición de ser humano y guarda, y embarazo forzado.

 

Comentarios