La consulta externa y otros servicios en hospitales cruceños están cerrados este martes en el inicio del paro de 48 horas que cumplen médicos y salubristas. El sector exige medidas más restrictivas en Santa Cruz ante el rebrote de casos de Covid-19.

Rocío Rivero, representante del Federación de Sindicatos de Ramas Médicas en Salud Pública (Fesirmes), señaló a los medios que se han visto obligados en asumir esta medida de presión ante la falta de atención de autoridades departamentales y municipales a sus pedidos.


A pesar de que el paro se anunció la semana anterior, se pudo ver a personas que llegaron hasta los centros de salud en busca de atención pero se encontraron con las ventanillas cerradas. Se aclaró sin embargo, que en la salas de Emergencias sí se está brindado asistencia a la ciudadanía.

Diálogo

Emiliano Cronenbold, director del Centro de Operaciones Emergencias Municipal (Coem), indicó que el municipio se mantiene abierto al diálogo para buscar un consenso sobre las medidas a aplicar, pero que en caso de cambiar de cuarentena dinámica a rígida, tiene que ser la Gobernación la que asuma la responsabilidad y emitir un decreto que sea de carácter departamental o metropolitano.

"Le hemos planteado a estos sectores que todas las medidas deben tener un punto de equilibrio también por lo social y lo económico", dijo en entrevista con UNITEL.

Señaló que se tienen seis municipios colindantes, de población considerable, además de un promedio de 100.000 personas día que ingresan a la capital cruceña con diferentes razones por lo que "la escala de las medidas debe ampliarse, el foco de análisis debe ser otro".

"Un paro, frenar la salud en una situación tan delicada, es complejo porque quien sufrirá es la población", apuntó.

Comentarios