Don José es un hombre que se gana la vida como pintor y a consecuencia de la pandemia, como muchos, ha visto reducido sus ingresos. Ahora, al margen de las necesidades recurrentes que debe enfrentar a diario, también debe pensar en la forma en que debe encarar el reinicio de clases pues no cuenta con los equipos tecnológicos ni de servicios que posibiliten que sus hijos tengan un adecuado proceso de enseñanza.

Él vive en la zona sur de Cochabamba e indica que con lo poco que obtiene de su trabajo diario ahora deberá modificar la división de su dinero para cumplir con sus obligaciones como padre. "¿Pago el alquiler o el wifi?", se pregunta a tiempo de lamentarse que no cuenta con los recursos suficientes.

Considera que en el regreso a clases no se ha tomado en cuenta a la gente humilde que vive del día y que, como él, deberá enfrentar nuevas necesidades para permitir que sus hijos reciban sus clases que se anunció serán de forma virtual en el primer trimestre.

Comentarios