Modificar la fecha de las subnacionales, prevista para el 7 de marzo, es una posibilidad que debe ser analizada por las autoridades electorales debido al rebrote de casos de Covid-19 que cada avanza de manera acelerada en el país, así lo señaló Giovanni Arana, Monseñor de El Alto. 

La primera opción debe ser la de luchar por la vida y compartir esfuerzos para frenar el contagio, añade el clérigo que remarca que "cada día vemos como mueren más personas, familiares y amigos" y que el tema de las aglomeraciones preocupa en demasía: "las campañas políticas se convierten en un riesgo, no podemos controlar el contagio".

Añadió que la postergación de las subnacionales no es suficiente porque ahora, la ciudadanía, tampoco está actuando con la disciplina necesaria para ralentizar la curva epidemiológica pues más allá de lo que se pueda exigir a las autoridades, el cuidado debe ser personal.

"Lo que hay que tocar de fondo es las aglomeraciones que genera este tipo de evento. Hemos pasado las elecciones nacionales sin ningún problema porque el riesgo había bajado, pero ahora la situación se muestra diferente, habría que replantear una nueva fecha o por lo menos hacer uso de las medidas de bioseguridad para evitar contagios", añadió monseñor.

Comentarios