El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI-Bolivia) presentó este viernes su informe sobre los hechos del 2019 en Montero y en Santa Cruz. Patricia Tappatá, integrante del grupo señaló que se hizo un informe extenso sobre la situación de la justicia en el país y como afecta la vida de los bolivianos.

“Nosotros hemos abundado en enorme cantidad de páginas sobre la situación de la justicia en Bolivia (…) no solo genera sufrimiento y dolor, como hemos visto en esos cuatro meses del 2019, es una fuente de discriminación, de injusticia, de lejanía de la población en la vida cotidiana de los bolivianos”, manifestó Tappatá.

También te puede interesar: La ONU pide que las recomendaciones del GIEI “se traduzcan en acciones concretas”

Al ser consultada por qué se realizó dos presentaciones, una en Montero y otra en Santa Cruz, cuando en principio estaba previsto un solo acto, Tappatá manifestó que fue una decisión que se adoptó ante las profundas divisiones que existen.

“A veces son tan marcadas que impiden compartir un espacio físico para escuchar a terceros”, manifestó.

Durante la presentación del informe en Santa Cruz, acudieron representantes cívicos, así como familiares de Marcelo Terrazas y Mario Salvatierra, quienes murieron el 2019 en los conflictos en Montero.

Fueron varios los reclamos que realizaron los asistentes, quienes consideran que el informe fue parcializado y que hasta ahora no se ha identificado a los responsables de la muerte de ambas personas.


Comentarios