La variante amazónica del coronavirus tiene la capacidad de reinfectar a quienes ya fueron víctimas del Covid-19. Según expertos la variante denominada P.1 es entre 1.4 y 2.2 veces más transmisible que las cepas que lo procedieron. El Ministerio de Salud de Bolivia considera que ya circula en territorio nacional

El epidemiólogo Aldo Villavicencio señala que aquellos que tuvieron el coronavirus y se recuperaron tienen un 66% más de probabilidades de enfermarse con la nueva variante.

El experto asegura que la nueva variante de Manaos puede eludir el sistema inmunológico y causar una nueva infección en aquellos que ya enfermaron antes con la cepa original

“Lo que hace es anular el sistema de defensa, lo confunde y por lo tanto ingresa con mayor facilidad a la célula pese haber pasado la enfermedad”, explicó un experto.

La segunda ola de coronavirus en Brasil, con más de 2.000 muertos diarios de promedio, está vinculada a la explosión y diseminación de esta variante, que según un nuevo estudio de la Universidad de San Pablo (USP) y de la Universidad de Oxford, Reino Unido, surgió en Manaos, capital de Amazonas, en noviembre.

La recomendación de especialistas nacionales es acelerar la vacunación en Bolivia, ya que esta inmunización a la población ayudará a responder y defender ante la nueva variante. Las autoridades en salud de Bolivia han decidido aplicar la vacunación en puntos fronterizos con Brasil para contener el brote.

Comentarios