Las largas filas en el Servicio General de Identificación Personal (Segip) continúan a pesar que esta jornada se decidió ampliar la vigencia tanto del carnet de identidad como de la licencia de conducir.

Con la esperanza de dejar de ser indocumentados, muchas personas se ven obligadas a dormir haciendo fila en las puertas del Segip, otras prefieren llegar al lugar de madrugada, pese a ello no todos logran ingresar a las oficinas para recibir sus documentos.

“Tengo que cobrar mi bono, necesito pagar mi alquiler y comprar comida. Si no logro obtener mi documento de identidad me quedo sin nada”, manifestó una de las personas en fila.

Entre idas a venidas se pierde mucho. Prefiero madrugar para sacar mi carnet”, señaló otra persona.

Unitel intentó contactarse en reiteradas oportunidades con la directora de la institución para conocer a qué atribuye las filas; sin embargo, no hubo respuesta.

Delmar Apaza, experto en Administración Pública, considera que la falta de experiencia, logística y planificación son algunas de las causas para que se formen las largas filas.

Esos cargos no se establecen por meritocracia y eso nos hace daño a los ciudadanos”, señaló.

Comentarios