La historia de un grupo de niños que recorren casi 15 kilómetros de forma diaria hasta un cerro para buscar internet y así pasar clases virtuales ha despertado la empatía de la población en San Sebastián, de Betanzos (Potosí).

Los lugareños piden a las autoridades departamentales y nacionales se gestione la instalación de equipos que permitan que los menores accedan a la señal para tener una mejor calidad de enseñanza y también para evitar el desgaste físico que implica caminar más de dos horas, además de enfrentar las inclemencias del tiempo pues pasan clases a la intemperie.

Edwin Rojas es un maestro que trabaja en este lugar y fue él quien hizo públicas las primeras imágenes que se conocieron del esfuerzo que realizan los pequeños que suben al cerro, a veces, en compañía de sus padres quienes deben turnarse para acompañarlos.

"Se debe rescatar el esfuerzo que hacen los niños, su valentía y rescatar ese ejemplo", dijo Rojas que añadió que en "el área rural es algo normal" el hecho que los estudiantes deban enfrentar adversidades.

San Sebastián, que está ubicada en la carretera que une Potosí y Sucre, viven aproximadamente 160 personas que en su mayoría se dedican a la agricultura. Los niños y adolescentes tienen muchas ganas de aprender, en un lugar donde por la baja señal la descarga de una tarea desde WhatsApp tarde mucho tiempo.

Rojas puntualizó las falencias que se tienen con la educación virtual en donde por la falta de una buena conexión o interferencias se daña el nivel del aprendizaje en el estudiante.

Comentarios