Por iniciativa propia, la Unidad Policial número uno de Santa Cruz decidió reunir dinero comprar ingredientes para preparar buñuelos y un té caliente para invitar a las personas en situación de calle que sienten el intenso frío que se registra en la ciudad. 

Esta iniciativa iniciativa solidaria surgió de los mismos uniformados que trabajan en la comisaría del Estado 'Tahuichi' Aguilera. 

“Vemos a la gente en situación de calle y otras personas que trabajan durante la noche. Este clima, estas temperaturas en Santa Cruz están azotando a las familias más necesitadas”, manifestó el teniente Gabriel Calisaya, a cargo de esta unidad policial.


Durante la madrugada, los efectivos recorrieron también el centro de la ciudad haciendo llegar la bebida caliente a personas que en la limpieza de calles y a los guardias de seguridad, quienes están expuestos a las bajas temperaturas.

“La iniciativa de darles un poco de alimentación en la noche debería replicarse como ciudadanos buenos en todos los barrios, no solo por parte de la Policía, sino por juntas vecinales o las universidades”, indicó.

Los policías de esta unidad invitan a las autoridades, otros sectores y a la población a realizar esta labor social durante el invierno, para ayudar a quienes deben pasar las noches frías en las calles.

Comentarios