En Roboré el fuego avanza sin control, los fuertes vientos han contribuido a que las llamas se expandan dificultando las tareas de los bomberos. El incendio ya llegó hasta la carretera y amenaza a una antena radiobase que de ser afectada dejaría sin comunicación por celular a la zona.

Julio Zeber, que forma parte del Movimiento en Defensa del Valle de Tucabaca, asegura que hasta este sábado 7 de agosto son aproximadamente 11 mil hectáreas que fueron consumidas por el fuego.

“Estamos trabajando hace siete días en la zona y esto está avanzando hacia la comunidad de Candelaria. La situación es gravísima. Ayer se ha evitado que el fuego llegue a las viviendas y se ha venido efectuando las brechas defensivas y se ha podido resguardar la comunidad de Naranjo”, señala Zeber.

PUEDES LEER: En cuatro días 50 mil hectáreas fueron arrasadas por el fuego; incendios en Roboré y San Matías siguen incontrolables

La Policía, además de ayudar en el trabajo de contención de fuego, está trabajando para controlar el tráfico en la zona, la circulación se debe realizar con extrema precaución ya que la humareda ha reducido la visibilidad y se pueden provocar accidentes.


Cerca de 150 mil hectáreas afectadas

En cuatro días se pasó de 100.00 hectáreas quemadas a 147.254 en el departamento de Santa Cruz, en este periodo el fuego arrasó la mitad de todo lo que el fuego consumió entre enero e inicios de agosto y la situación puede empeorar.

La Gobernación de Santa Cruz reportó que los incendios más grandes están en los municipios de San Matías y Roboré. En ambos lugares se trabaja con maquinaria pesada y equipo logístico con el objetivo de evitar que el fuego afecte a comunidades aledañas.



Comentarios