El gerente de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Santa Cruz, Carlos Hurtado, informó la noche de este viernes que 889 nuevos casos fueron detectados este viernes en las pruebas realizadas en el departamento.

Hurtado señaló que esta cifra alta de contagios es “la lluvia antes de la tormenta” y que la situación puede empeorar en los siguientes días si es que la población sigue actuando con descuido.

La autoridad explicó que desde enero que no se llegaba a una cantidad tan alta de infectados diarios. Además los casos activos se han disparado.

“Hace tres semanas hablábamos de que teníamos 5 mil casos activos en las calles, hoy hemos sobrepasado los 7 mil casos activos. Es decir que en tres semanas son 2 mil casos activos más que están circulando, que están en las oficinas, que están viajando, que están en los micros, en los mercados, en los boliches y karaokes”, afirmó Hurtado.

Este viernes se recuperaron 602 personas mientras que los decesos a causa del coronavirus fueron nueve durante la jornada.

“No hemos terminado la semana y tenemos 14 fallecidos más que la anterior semana epidemiológica. Muy preocupante”, señaló Hurtado.

Piden evitar festejos

La autoridad pidió que este primero de mayo, que se celebra el Día del Trabajo, no haya festejos porque eso puede propagar más el virus, complicando la situación de los establecimientos de salud.

“Mañana (sábado) es primero de mayo no festejemos, no estamos en un momento de festejos son 889 casos, es un momento dramático. Si festejamos que sea en casa con un plato, con mesura y distanciamiento físico”, agregó Hurtado. 




Comentarios