El director del Servicio Departamental de La Paz, Ramiro Narvaez, asegura que sin que se establezcan protocolos de bioseguridad es imposible pensar en el retorno a clases en 2021 ya que aún la pandemia del coronavirus está vigente.

“Las condiciones de bioseguridad tienen que ser extremas”, señala Narvaez. Considera que para que se produzca el reinicio de clases presenciales debe haber un amplio consenso entre padres, maestros y autoridades.

“Hay que protocolizar de manera muy estricta, preparar el terreno con mucho tiempo de anticipación. No solamente es el tema del aula sino del movimiento desde la casa hasta el colegio, el transporte público, el ingreso, las medidas de bioseguridad, el control de la salud, la desinfección de ambientes, la delimitación de flujos de ingreso y salida, momentos de recreo, el aforo”, enumeró Narvaez.

El Ministerio de Educación alista encuentros para analizar el retorno a clases. Adriál Quelca, ministro del área, adelantó que el regreso será semipresencial y por turnos, siempre pensando en el cuidado de los niños y jóvenes.

La discusión del retorno a clases se produce en medio de temores de un rebrote del coronavirus en Bolivia por lo que se analiza cuál será la forma adecuada de volver a las aulas.