Los emprendedores del rubro de la serigrafía y la confección de casacas carnavaleras han visto afectados sus negocios debido a las restricciones que se tienen por la Pandemia en Santa Cruz.

Una de estas personas comentó a UNITEL que son muy pocos los contratos que han logrado cerrar con sus clientes que, en otros años, rondaban un mínimo de 15 y que solían llegar incluso a los 200; ahora son solo dos encargos.

También se tenían pedidos de trabajo que eran destinados a las provincias y otros para surtir en la capital. Antes, un contrato de 35 casacas tenía el costo de 2.800 bolivianos y actualmente, por esta misma cantidad, se oferta por 800 bolivianos.

No habrá actividades

El Centro de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM) informó que no se brindará permisos para eventos ni cierre de calles, tampoco se permitirá la apertura de garajes. 

Se advirtió que se harán operativos constantes en coordinación con la Policía para evitar infracciones y que hayan locales nocturnos que incumplan las medidas restrictivas.

Comentarios