Por segundo año consecutivo la entrada del Gran Poder fue suspendida por causas relacionadas a la pandemia del coronavirus en Bolivia.

En asamblea, 50 de las 73 fraternidades que forman parte de la festividad, determinaron que esta actividad no se realice para precautelar la salud de los bailarines y el público en general.

René Lima, presidente de la Asociación de Conjuntos Folklóricos del Gran Poder, adelantó sin embargo que los actos de devoción continuarán y que se prevé la realización de una entrada de forma virtual con el mínimo de danzarines.


La decisión de suspender la festividad no fue bien recibida por los artesanos y personas ligadas a la confección de trajes que ven afectados sus ingresos por segundo año consecutivo, aunque se recalcó que ahora lo importante es precautelar la salud de las personas.


Comentarios