La Defensoría de la Niñez y Adolescencia (DNA) del municipio cruceño de Minero confirmó que hay un proceso penal contra la madre, que dejó a sus hijos con sólo 10 bolivianos para alimentos y se fue a consumir bebidas alcohólicas durante un fin de semana.

La mujer, al enterarse de la denuncia, huyó con uno de sus hijos. En tanto, los otros cinco niños fueron remitidos a un hogar transitorio.


“La madre no ha mostrado ningún interés por remediar esta situación”, indicó el director de la DNA, Julio César Guerrero.

Los menores fueron evaluados este viernes por los médicos ante la sospecha de que sufrían desnutrición.

La Defensoría busca a la mujer, de aproximadamente 30 años de edad, para que comparezca ante la justicia. Según el informe, hubo negligencia materna y paterna y la madre es reincidente.

En tanto, el padre indicó que no conocía la situación de sus hijos y que trabaja en el campo cosechando soya.

Los seis menores tienen entre 13 y 1 año y medio de edad y vivían una situación de pobreza extrema. El hermano mayor mendigaba para conseguir alimentos, en su desesperación buscó ayuda con las autoridades del municipio.

Comentarios