La educación escolar es una de las más afectadas por la pandemia. La Dirección Departamental de Educación de La Paz señala que al no haberse cumplido la nivelación que estaba prevista, se evalúa suspender las vacaciones que estaban previstas desde junio.

“Por lo menos el 25% en unidades educativas no ha podido cumplir las labores educativas planificadas (…) lo que habíamos planificado para el primer trimestre no hemos podido concluir”, manifestó Carmelo López, director departamental de Educación.

Por esta situación es que la autoridad educativa de La Paz considera que no tiene sentido continuar con el cronograma que se había planificado a principios de gestión, en el que se había definido que las vacaciones debían iniciarse a fines de junio.

“Posiblemente en junio y julio no tengamos el receso educativo, siendo que hay una necesidad de seguir trabajando”, reiteró López.

Si bien esa es la posición de la DDE, la última decisión está en manos del Ministerio de Educación que realizará una  evaluación del avance educativo y con ello se definirá si se aplican algunos cambios al calendario  inicial.

Comentarios