Vecinos y comerciantes de la zona de Villa Fátima, en la ciudad de La Paz, vivieron horas complicadas tras los enfrentamientos entre cocaleros de Yungas y la Policía durante la mañana de este lunes con el afán de tomar el predio de Adepcoca.

Luego del enfrentamiento, ya en horas de la tarde, vecinos y comerciantes comentaron que fue el día en el que más miedo sintieron pues el enfrentamiento duró varias horas y vieron multitud de gente que, por un lado tenían explosivos y por otros gases lacrimógenos.


“Momentos feos, cerramos y escapamos, la otra vez ya se entró gas acá, fueron horas fatales”, dijo una comerciante que atiene su venta de dulces y otras golosinas.

Leer más:  Cocaleros del Comité Autodefensa de los Yungas sostienen una reunión para elegir a su comité electoral

Otra comerciante, que tiene un puesto más grande, contó que “me metí al baño, el gas se metió por todo lado. No pude escapar de la tienda, solo atiné a cerrar. Mi sobrina que es la que me ayuda está mal por el gas. Hemos vivido lo peor”, comentó.

Mientras que una vecina de la zona señaló que tuvieron miedo porque pudieron haber roto puertas y ventanas, como pasó anteriormente, y también por los animales que ya han sufrido por los estallidos de las dinamitas. 

Comentarios